lunes, 23 de febrero de 2015

El caloret


Todo aquel político (ya sea profesional, aficionado o medio-pensionista) que ocupa un cargo público, en principio, se presupone que lo ejerce libremente y que no ha sido obligado a ello.

Son, para bien y para mal, representantes de sus pueblos o ciudades, de sus comunidades autónomas, de sus países... y como a tales se les debe exijir un mínimo de respeto hacia sus conciudadanos que son quienes les eligen y, posteriormente, quienes les sufren y padecen.

Cierto es que hablar a estas alturas de la ejemplaridad de nuestros políticos puede sonar a chiste. Y sería para reír si muchas veces sus acciones no fueran directamente para llorar.



La alcaldeitor Barberà la semana pasada apatrullando la ciudad.
Foto Levante-EMV



Viene esto a cuento de la penúltima patochada perpetrada por la todavía alcaldesa de Valencia. Ayer mismo protagonizó uno de los ridículos más espantosos que se recuerdan por estos lares. Y eso teniendo en cuenta el nivel de sus compañeros de partido resulta realmente complicado. Quizás todo fue consecuencia de su estrecha relación con la Botella (la Botella de Aznar, no la de ginebra mal pensados), la del famoso "relaxin cap of café con leche in de plaza mayor".


Fue en el que está considerado como el primer acto de las Fallas 2015. Para quien no lo conozca, la Crida es algo parecido al pregón de las fiestas. En él la Fallera Mayor hace un llamamiento a todos los valencianos (y a los foráneos que nos visitarán) a disfrutar de las fiestas que están a punto de comenzar. En dicho acto también hace un pequeño discurso la alcaldesa, como primera autoridad de la ciudad, en este mismo contexto. Y ahí fue donde la lió.

En un parlamento de no más de tres minutos consiguió cabrear y avergonzar a una ciudad entera y a buena parte de la Comunitat. Exaltada, chillona, fuera de si (todo ello muy Rita). Dubitativa, inventándose unas cuantas palabras y cambiando de género otras tantas. Un pequeño discurso en el que le dio tiempo a mezclar el castellano con su propia versión del valenciano y con algunas palabras en suajili o algo parecido.


Señora alcaldesa, cuando uno no sabe hacer una cosa es mejor no hacerla. Si no sabe hablar en valenciano (aunque digo yo que en más de 20 años de alcaldesa ya podía haber tenido el detalle de aprenderlo) lo mejor que puede hacer es no intentar hablarlo. Y menos en un acto público y con la importancia como del que estamos hablando. Hace su discurso en castellano (como todos los años) y a otra cosa.

Otra posibilidad sería llevar un papelito con el discurso preparado y si por algún motivo no quiere/puede leerlo directamente, al menos tendría algo en lo que apoyarse en caso de perderse en su alocución. Es lo que haría cualquier personal normal. Pero tampoco.


"Pa que voy yo a aprender valensiano (dicen que dijo la alcaldeitor) si lo parlo mejor que naidie". Y dicho y hecho. El ridículo, claro.


Vergüenza. Vergüenza ajena es lo que provoca al ver las imágenes del acto, convertidas en virales y propagadas a los cuatro vientos através de las distintas televisiones.

Y rabia de ver cómo un personaje así puede llevar ya un cuarto de siglo con el bastón de mando de la ciudad.


Gracias doña Rita por convertir a la alcaldesa de mi ciudad, una vez más, en el hazmerreír de este país. Y van...







32 comentarios:

  1. Menudo personaje.
    El caloré es el que llevaba ella encima. Iba cocida.

    ResponderEliminar
  2. Vergonya, caballers. Vergonya.

    ResponderEliminar
  3. Una vez más somos noticia en todo el país por la incompetencia de nuestros gobernantes. ¿Hasta cuando tenemos que aguantar? Que se vayan de una p..a vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Luna.
      ¿Aguantar? Creo que eso ya se acabó.
      Y como lo de marcharse no creo que entre en sus planes tendremos que echarlos nosotros. En mayo tenemos la primera oportunidad.

      Eliminar
  4. Hay que ver como iba la señora.
    Y es que... claro... programan los actos a unas horas de la noche, después de todo el día de aquí para allá, y al final tanto brindis y tanta copichuela hacen efecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay que ser justos, Pedrito, al hacer esas acusaciones: el acto fue por la tarde.

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo.
    Para mi fue un insulto a todos los valencianos y otro comportamiento vergonzoso que añadir a la lista de alguien que debería desaparecer inmediatamente de la escena pública.
    Y lo dice alguien que no es valenciano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ramón.
      Me alegro de que la opinión desde fuera sea la misma. Desgraciadamente aquí estamos ya acostumbrados a este tipo de comportamientos y al "saber estar" de nuestros políticos.

      Eliminar
  6. Creo que se ha montado una polémica sin motivo. Seguramente no fue su mejor día, ni su mejor discurso. Pero no hay que darle más importancia.
    A mi me cae muy bien esa señora. La veo divertida, sin complejos. Que va a la suya y no le importa demasiado el que dirán. Otra cosa es como gestora política. De eso no puedo opinar más allá de lo que sabemos por la prensa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu opinión, como no podía ser de otra manera, pero estoy seguro de que si conocieras a estos personajes un poco más de cerca verías que tenemos motivos de sobra para estar más que hartos de todos ellos.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Es increible además de indignante que una persona lleve tantos años en el ayuntamiento de Valencia y sea incapaz de decir dos palabras seguidas en valenciano.
    No es incapacidad. Es dejadez y desidia. Odian el valenciano y a quienes lo utilizamos de manera natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede decir mejor.
      Muchas gracias por tu comentario Anafergon y bienvedo/a al blog.

      Eliminar
  8. Rita dimisión.
    Rojoy dimisión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, lo que ha dicho.
      Como se entere Marriano...

      Eliminar
  9. Oiga usté.
    Que mas quisiera ella que saber idiomas. Un respeto para una lengua que se habla en un montón de paises. Me refiero al suajili, por supuesto.

    Hakuna matata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene usted toda la razón. A lo mejor hablaba en esperanto y por eso no la entendió nadie.
      Saludos, Cabreado.

      Eliminar
  10. Espero que despues de esto no se presnte a las elecciónes de alcalde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que no. Si incluso había rumores de que iba a encabezar la lista para la Generalitat.

      Eliminar
    2. Rumores ha habido muchos, pero veremos en qué queda la cosa. De todos modos en unos días se harán públicos los candidatos y saldremos de dudas.

      Eliminar
  11. La gente como es. Ya están por ahí vendiendo chapas y camisetas. Seguro que va a ser un exito en fallas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso seguro. La gente es muy rápida y está lista para hacer negocio enseguida.

      Eliminar
  12. Hola Paco:

    La verdad que la imagen de Rita Barberá ha sido bochornosa, pero si te sirve de consuelo, desde fuera de Valencia sabemos que esta señora no os representa, si representa algo es al PP más casposo, pero no a los valencianos. Sólo espero que de verdad deje de representaros en breve...
    Respecto al idioma, es lamentable que se os exija saber valenciano a la perfección para aspirar a un número importante de puestos de trabajo y la alcaldesa no predique con el ejemplo... Porque si consideran que no es importante, que sean coherentes y no legislen en contra de su forma de pensar/proceder...
    Saludos

    R.Rodrigo (@elfarodelmar)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rodrigo por tu comentario.
      Como tu dices es cierto que NO nos representa, al menos a un buen número de valencianos. Esperemos y confiemos que dentro de unos meses desaparezca de la vida pública.

      Eliminar
  13. Desitjan estic dilluns la primera mascletà per a veure el que passa en la plaça. Hi serà na Rita al balcó?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Així es. Però la primera mascletà és diumenge (que ja es dia 1 de març), tot i que demà dissabte hi haurá una "especial" al riu.

      Eliminar
  14. La cuestión, creo yo, no es que no se supiera ni en qué idioma estaba hablando. El problema es que había bebido y se notaba mucho. La gente que le conoce de cerca sabe que suele beber, y es muy libre de hacerlo, pero no antes de un acto oficial tan importante como la cridá. La verdad es que no sé cómo se atrevió a salir a la calle al día siguiente. El domingo se va a armar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe que el gin-tonic, y más cuando son varios, no es compatible con los discursos multitudinarios.
      Y que nadie de los de alrededor se atreviera a pararse los pies... dice también mucho de su (poca o ninguna) aptitud.

      Eliminar
    2. Control de alcoholemia ya para los políticos.

      Eliminar
    3. Buena idea.
      Pero de ponerla en práctica igual nos llevabamos muchas sorpresas.

      Eliminar