miércoles, 20 de junio de 2018

"La arquitectura de los sueños"


La arquitectura de los sueños.
Guía de lectura y escritura.

Autora: Mayte Esteban


1ª edición: mayo de 2017
Leído en formato digital
130 páginas.






LA AUTORA

Nacida en Guadalajara (España) y licenciada en Geografía e Historia, Mayte Esteban es una destacada autora de literatura romántica, intimista y fantástica. Cuenta en su haber con varios premios de relato breve, así como el RNR a la mejor novela sentimental en 2013, además de ser finalista en el Premio Internacional HQÑ. Está incluida en la lista de los mejores autores españoles de literatura fantástica por su bilogía del Medallón de la magia.



Otras obras de la autora son: La arena del reloj (2011), Su chico de alquiler (2011), El medallón de la magia: Amanda (2012), Detrás del cristal (2013), Brianda: el origen del medallón (2014), La chica de las fotos (2015) y Entre puntos suspensivos (2017).



SINOPSIS

Escribir es dar forma a los sueños, es transformarse en arquitecto de una historia, encajando todos los elementos que la componen para que otros la disfruten. Escribir es sentir con palabras escritas.

Esta guía no pretende enseñar fórmulas mágicas para llegar a ser un escritor de éxito, sino pasear, de forma amena, por todas las decisiones que va tomando el autor en la construcción de una buena obra literaria. 

De manera clara y breve, a base de preguntas muy concretas, ofrece un acercamiento al proceso de creación. Un recordatorio para quienes lo conocen y una manera de entender de otro modo la escritura para los demás.





OPINIÓN PERSONAL


Mayte Esteban ha escrito un libro muy interesante, un manual sumamente didáctico, en el que repasa, de manera detallada pero sin perderse en ningún momento en divagaciones tan rimbombantes como estériles, todo lo que tiene que ver con el fenómeno de la escritura. 

Pero que nadie se asuste. Porque, en efecto, nos encontramos ante un manual orientado a aquellos que estén dando sus primeros pasos en el mundo de la escritura, a quienes sin duda resultará tan útil, como ameno e interesante. 

"Escribir una novela no tiene como objetivo sentarse detrás de una mesa a presentarla a un público entregado. No es ganar dinero ni hacerte famoso. Escribir una novela es justo eso: escribir. Disfrutar del momento de creación de la misma".



Pero no olvidemos el subtítulo del libro: "Guía de lectura y escritura". Y esta es la parte que a mi más me ha interesado, porque como lector curioso que soy con este libro he aprendido a fijarme en algunos aspectos que generalmente se nos pasan desapercibidos cuando enfrentamos alguna lectura. 

"Al lector no le hace falta saberlo todo, solo quiere hacerse una idea, más o menos, de cómo son las cosas. Él solo añadirá lo que falte, porque una de las miles de facetas mágicas del proceso narrativo es que lo completa la visión de alguien ajeno totalmente a la obra y al autor: el lector".



Darnos cuenta de cuál es la estructura de la historia que estamos leyendo, cómo está construida y por qué su autor ha decidido que sea esa y no cualquier otra; valorar como un buen arranque es fundamental para captar desde un primer momento la atención del lector (incluso para decidirnos o no a leer un libro en concreto); saber qué tipos de narrador existen y cuál es el más apropiado en función de lo que se quiera contar; valorar el estilo en su justa medida, siendo conscientes de que nada debe faltar ni sobrar -huyamos tanto de autores tramposos, que resuelven tramas enrevesadas sacándose de la manga en el último momento cualquier artificio para dar por concluida la historia, como de aquellos que se pierden en descripciones, tanto de ambientes como de personajes, totalmente innecesarias y que no aportan a la historia nada más que algunas decenas (o centenares, según los casos) de páginas totalmente prescindibles-.

La construcción de personajes y su deseable desarrollo a lo largo de la historia, los tipos de narrador, la planificación de la escritura, la veracidad y la verosimilitud, la importancia de mostrar más que contar, los diálogos, las descripciones tanto de personajes como de ambientes, las principales figuras literarias... todos estos aspectos aborda la autora a lo largo de este libro, y todos los repasa de manera sumamente didáctica, con algunos toques de humor que resultan muy convenientes y con un conocimiento de la materia que queda demostrado en cada una de sus páginas.

"Los buenos personajes tienen emociones y, además, las despiertan en los lectores".



CONCLUSIÓN.

Un libro de consulta interesante y ameno, para leer y releer, indispensable en cualquier biblioteca. Un libro que nos ayudará a disfrutar todavía más de las historias que están por llegar y cuya lectura recomiendo tanto a escritores más o menos noveles (aunque a alguno que otro ya "consagrado" tampoco le iría nada mal) como, sobre todo, a cualquiera de nosotros, lectores de a pie, que quiera aprender a disfrutar un poco más de cualquier libro que caiga en sus manos. 






martes, 15 de mayo de 2018

Normalidad



El pasado mes de febrero el Tribunal Supremo confirmó la condena de tres años y medio de cárcel que la Audiencia Nacional impuso hace un año al rapero Valtonyc por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias graves a la Corona y amenazas. 
Ayer se hizo público que la Audiencia Nacional ha dado diez días de plazo al cantante para su ingreso en prisión, como consecuencia de la no admisión a trámite por el Tribunal Constitucional del recurso de amparo presentado. 

Tres años y medio de cárcel por unas canciones. Podemos opinar acerca del mal gusto (o no) de sus letras. Incluso de que resulten ofensivas para según que castos oídos, pero de ahí a que sean constitutivas de un delito penal y tengan como consecuencia la prisión para su autor parece, cuando menos, exagerado.




También ayer, y casi a la misma hora, los distintos medios se hacían eco de las barbaridades que soltó por su boca el otro día el "periodista" Jiménez (Losantos). Las entrecomillo porque, aunque parezca increíble, fueron así, tal cual, literalmente: “Por supuesto que los podemos bombardear (a los catalanes). Otra cosa es que la basura de Gobierno que tengamos no sea capaz de demostrar que claro que hay aviones para bombardear”.
Y continuaba: “Otra cosa es que la casta política prefiere que se destruya España antes de utilizar legítimamente la fuerza. Otra cosa es que la banda de cobardes que tenemos no sea capaz de hacerlo, pero naturalmente que España tiene fuerza para responder a un golpe de fuerza. España tiene 70.000 policías, 90.000 guardias civiles y 50.000 soldados que pueden tomar Barcelona, tu casa, el despacho de cocomocho”.


Pues nada. Debe ser que esto sí es Libertad de Expresión. Y que ni ofende a nadie ni constituye ninguna amenaza -ni nada por el estilo- para varios millones de ciudadanos. ¡Dónde va a parar! Es mucho más peligroso lo que canta un rapero (que por conocido que sea en determinados ambientes no deja de ser minoritario) que las salvajadas que suelta a través de las ondas un locutor con importantes audiencias.


Claro que con un ministro de ¿justicia? como el que tenemos (porque hasta la fecha ni ha dimitido ni emepuntoRajoy ha movido su presidencial mano para firmar su cese) nada, por grave que parezca, nos resulta ya extraño. Acostumbrados como estamos a que las barbaridades se sucedan unas a otras a velocidad de vértigo. A la misma, más o menos, a la que se desplaza el que "anda deprisa".







viernes, 20 de abril de 2018

Oído por ahí

(Resumen de algunas "perlas" de la semana).


- Manuel Chaves, en el juicio de los EREs: "Yo no sabía cómo se daban las ayudas".
Pues sería por caridad, oiga usted. Las ayudas se dan por caridad. ¿O era por calidad? ¿O por cantidad?


- Un compañero (¿...?) veterano dirigiéndose a una persona recién llegada al trabajo: "Que mala suerte hemos tenido contigo".
¡Que majete el colega! Sin duda el más indicado para dar la bienvenida.


- "No me veo capacitada para hacer tu trabajo. A partir de ahora evita hablar conmigo. Ya nos conocemos".
Una pobre persona (pese al puesto que inmerecidamente ocupa) y más cortita que las mangas de un chaleco, dirigiéndose a quien le da mil vueltas en el curro. Y que, además, es su subordinada.


- La todavía presidenta, que ni dimite ni la dimiten: "Renuncio al máster".
Vaya, hombre. Que desilusión. ¡Con las ganas que tenía yo de ver a la Cifu jugando al tenis!


- Y terminamos donde empezamos. "...aunque ahora sé más cosas que en aquel momento".
Bien, Manolo Chaves, bien. Nunca es tarde.


(De Mariano y sus sentencias, si eso, ya hablamos otro día).

miércoles, 14 de marzo de 2018

Pi


El 14 de marzo se conmemora, desde hace 30 años, el día de Pi. Ese número de decimales (por ahora) infinitos y al que casi todos conocemos como 3,14. O como mucho 3,14159...



Y es que al representar las fechas en inglés -y al contrario de como lo hacemos nosotros- se coloca primero el mes y después el día. Así lo que para nosotros es 14 del 3 para los anglosajones es 3/14. De ahí que hoy sea el día de Pi.




Caprichos del destino (o no) tal día como hoy de hace 139 años nacía Albert Einstein. El 14 de marzo de 1879. El 3/14.

La misma fecha en la que nacieron el astronauta Pedro Duque (1963) y el añorado Félix Rodríguez de la Fuente (1928).


Y hoy ha sido también el día en que nos ha dejado una de las mentes más brillantes del género humano. Stephen Hawking ha fallecido el 14 de marzo. De nuevo el 3/14.


Casualidades.