martes, 21 de julio de 2015

"En la orilla"






Autor: Rafael Chirbes


Narrativa   
Editorial Anagrama
2ª edición, marzo 2013
437 páginas.




BIOGRAFÍA

Nacido en Tavernes de la Valldigna (Valencia) en 1949, Rafael Chirbes es uno de los más reconocidos escritores españoles de la actualidad.

Tras cursar estudios de Historia Moderna y Contemporánea y viajar por diferentes países (ha vivido en Marruecos, París, Barcelona, La Coruña y Extremadura entre otros lugares) regresó a Valencia en el año 2000, donde reside desde entonces.

Fue profesor de español y durante un tiempo se dedicó a la crítica literaria para posteriormente intercalar algunas reseñas gastronómicas y varios relatos de viajes entre su cada vez más extensa producción literaria.

Entre sus novelas cabe destacar Mimoun (1998), con la que quedó finalista del Premio Herralde, En la lucha final (1991), La buena letra (1992), Los disparos del cazador (1994), La larga marcha (1996) Premio SWR-Bestenliste (Alemania), La caída de Madrid (2000), Los viejos amigos (2003) Premio Cálamo 2013 y Crematorio (2007), con la que consiguió entre otros el Premio Nacional de la Crítica, nuevamente el Premio Cálamo y el Premio Dulce Chacón.





Con su último libro publicado En la orilla (2013) Chirbes ha conseguido uno de los máximos galardones de las letras españolas, como es el Premio Nacional de Narrativa, además de -entre otros- el Premio de la Crítica de Narrativa Castellana, el Premio Francisco Umbral al libro del año y el Premio El País 2014.

En su faceta como ensayista ha publicado Mediterráneos (1997), El novelista perplejo (2002), El viajero sedentario (2004) y Por cuenta propia (2010).



SINOPSIS

El hallazgo de un cadáver en el pantano de Olba pone en marcha la narración. Su protagonista, Esteban, se ha visto obligado a cerrar la carpintería de la que era dueño, dejando en el paro a los que trabajaban para él. 

Mientras se encarga de cuidar a su padre, enfermo en fase terminal, Esteban indaga en los motivos de una ruina que asume en su doble papel de víctima y verdugo, y entre cuyos escombros encontramos los valores que han regido una sociedad, un mundo y un tiempo. La novela nos obliga a mirar hacia ese espacio fangoso que siempre estuvo ahí, aunque durante años nadie parecía estar dispuesto a asumirlo, a la vez lugar de uso y abismo donde se han ocultado delitos y se han lavado conciencias privadas y públicas.

Heredero de la mejor tradición del realismo, el estilo de En la orilla se sostiene por un lenguaje directo y un tono obsesivo que atrapa al lector desde la primera línea volviéndolo cómplice.




COMENTARIO

Hace un tiempo leí Crematorio, el anterior libro de Rafael Chirbes que también fue llevado a la pequeña pantalla en una muy buena adaptación interpretada por el recordado Pepe Sancho. Me pareció un libro extraordinario en que el autor nos describía, con toda su crudeza, la realidad social de aquellos años de auge económico: el mundo de la corrupción, de los pelotazos urbanísticos y de la burbuja inmobiliaria contado desde el punto de vista de quien cambió sus ideales políticos por el dinero fácil, la solidaridad por la explotación, y la justicia por el lujo, el derroche y la ostentación.

Podría considerarse En la orilla como la continuación de aquella historia. Es el duro y áspero invierno que sucede al festivo verano; la resaca que dejaron aquellos años de fiesta permanente y alegría económica; el desastre que algunos anunciaban y que casi todos se negaban a aceptar. 

 "La envidia es malísima. Si una cabeza sobresale por encima de las otras, todo el mundo quiere conrtarla (...) La gente no soporta ver que alguien sube como la espuma. Cuantas más relaciones mantienes y más amigos buscas, más enemigos consigues y más hilos de tu fracaso tejes". Pag. 172.



 
Lo que antes eran bosques de grúas que de un día para otro levantaban bloques de apartamentos ahora se han convertido en inmensos cementerios de esqueletos de hormigón en los que quedaron sepultadas la esperanza y la dignidad de una época. Los campos de golf que proliferaron no hace mucho vuelven ahora a ser los secarrales que fueron desde siempre, antes de que el dinero y la avaricia los conviertiera en decorados de cartón-piedra de una falsa sociedad que se creía más de lo que era.




  


A lo largo del texto vamos conociendo la vida de Esteban. Un hombre desanimado, derrotado, hundido, como un reflejo más de la sociedad en la que vive. A través de un interminable monólogo (duro, espeso, como la historia que nos está contando) vamos conociendo la podredumbre de toda una sociedad. 

"Los pecados de los pistoleros -los que llenaron las cunetas de fosas y acribillaron las tapias de los cementerios, los que nutrieron a los peces mar adentro- los absolvió la Transición, al parecer eran pecados veniales, mientras que los pecados contra el medio ambiente no prescriben, no hay juez que pueda absolverlos. No nos engañemos, un hombre no es gran cosa". Pag. 44


En la orilla es una novela densa, tanto en el fondo como en la forma. El texto es árido. Los signos de puntuación escasos; los párrafos interminables (habitualmente de varias páginas). Casi todo él narrado en primera persona, salvo pequeñas pinceladas de la historia contadas por algún personaje secundario que complementan la narración. Y algún escaso (muy escasos) diálogo.


Un libro extraordinario que nos proporciona una visión crítica, dura y altamente corrosiva de la sociedad actual y de la condición humana en su conjunto. Una novela imprescindible, casi diría obligatoria. Un retrato desgarrador de la situación actual, en el que el autor expresa su pesimismo militante al describir una sociedad hundida en su propio fango. Víctima pero a la vez culpable de su propio fracaso moral.


Quienes hayan leído algo de Rafael Chirbes no deberían perderse este libro.
Y quienes no lo hayan hecho todavía... ya están tardando en hacerlo.
 


34 comentarios:

  1. Grande Chirbes.
    Estupenda reseña amigo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Angel. Para mi se trata de uno de los grandes de la literatura actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Un lujo tener un escritor así entre nosotros.
      Saludos, Alex.

      Eliminar
  3. Lo desconocía, pero me ha picado la curiosidad al leer la reseña. Me lo apunto para verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, amigo Raul, de haberte provocado curiosidad por este libro y este autor. Espero que lo disfrutes.
      Feliz verano, amigo.

      Eliminar
  4. Me gustó mucho Crematorio y tengo este pendiente de hace tiempo. Lo tenía olvidado pero ahora lo recuperaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la continuación de Crematorio. Digamos más bien que son sus consecuencias.
      Feliz lectura.

      Eliminar
  5. Vi la serie de television y estaba muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo un buen recuerdo, aunque me parece que era una versión un tanto libre de la historia.

      Eliminar
  6. ME parece una estupenda recomendación. Tenía Crematorio aparcado desde hace tiempo, pero voy hacerte caso. En estas vacaciones caerán los dos de Chirbes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece fantástico, Ana.
      Espero que disfrutes mucho con los dos libros. Y con el resto de las vacaciones.

      Eliminar
  7. Sin duda se trata de un libro estupendo, como todos los de Chirbes, pero convendría avisar a los futuros lectores que no es una lectura ligera.
    Puede resultar árido y espeso, como los paisajes en los que trascurre, entre los secarrales (como dices en la reseña) y el pantano. Pero no por ello deja de ser sumamente recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Aramaca. No es la típíca lectura para pasar el rato. Es algo más.
      Un libro para pensar; para meditar. Un puñetazo en el estómago que nos hace reflexionar a cerca de la sociedad que hemos creado.
      Un libro que se disfruta mucho después de haberlo terminado.

      Eliminar
  8. Que casualidad. Acabo de leer Crematorio y me ha gustado mucho. Es lo primero que leo de este autor pero seguro que leere tambien este otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Montes. Si te gustó Crematorio creo que con este disfrutarás todavía más.
      Saludos y feliz verano.

      Eliminar
  9. Me la apunto para las vacaciones. Aunque no se por qué me da que no voy a tener tiempo. Necesitaría algo más de un mes para tanta lectura como tengo pendiente.
    De todas formas quiero agradecerte tantos libros como has comentado en el blog. A mi me sirve de referencia para descartar algunos y para decidirme por otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sergio, por tu amable comentario.
      Es cierto. A mi también se me acumulan las lecturas pendientes, pero me alegro de tener tanto y tan bueno donde elegir.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Duro y directo.
    Descarnado y real.
    Sin tapujos. Sin miramientos.
    Señores: esto es literatura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede decir mejor.
      Un saludo, Pascual.

      Eliminar
  11. Por lo que leo creo que será un libro demasiado profundo para mi gusto.
    Esta vez pasaré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno. Cada uno tiene sus gustos. Y hay tantos libros y autores por descubrir...
      Gracias, Pepet, por pasarte por aquí.

      Eliminar
  12. Me gustó mucho "Crematorio". Fue lo primero que leí de esta autor.
    Tambien vi la serie de televisión aunque me gustó menos que el libro (me suele pasar casi siempre).
    Por otro lado te quería hacer una pregunta. Que pasó con "Invasión"? Habrá algun capitulo más o ya terminó?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar. Al leer un libro nos imaginamos los persnajes, los ambientes, la acción un poco a nuestra manera, que casi nunca coincide con la del director.
      En cuanto a Invasión... digamos que no se terminó, aunque lleva mucho tiempo en el limbo. Tal vez continúe en estas vacaciones, o al menos cierre la historia con un capítulo final. Ya veremos.

      Eliminar
    2. Me gustaron mucho los capítulos que ibas publicando. No estaría mal recopilarlos todos juntos.
      Estaré atento al blog.

      Eliminar
    3. Todavía no controlo mucho cómo funciona esto, pero si me gustaría saber cómo hacerlo para que se pudieran ver todos los capítulos juntos.
      Otra tarea más pendiente.

      Eliminar
  13. A mi me resultó bastante farragoso. Me gustó mucho más el anterior libro, crematorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la orilla no es, ni mucho menos, un libro "fácil", que vaya a gustar a todo el mundo.
      Otra vez será, Fernando G.

      Eliminar
  14. Ya veo que nos recomiendas una lectura "ligerita" para el verano. Por el título quedaría bien, pero no me veo con este libro tomando el sol en la piscina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Muy bueno lo tuyo.
      En esa situación (casi) cualquier libro es bueno.
      Saludos Iraida.

      Eliminar
  15. Acabo de enterarme que Rafael Chirbes falleció hace unos días, en este mismo mes de agosto.
    Terrible pérdida en lo personal y en lo profesional.
    Da rabia pensar la cantidad de historias que se han marchado con él y que ya nunca podremos leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, amigo Angel, da vértigo pensar lo que nos habría contado todavía.
      Pero por suerte nos quedan sus libros, algunos en mi caso todavía por descubrir y otros para releer de vez en cuando.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. La serie que ha realizado TV y que se encuentra en el Canal + es bastante buena. Estoy de acuerdo con la crítica literaria que realizas a su última obra.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra ver que coincidimos.
      Muchas gracias por tu comentario, Emilio. Y hasta cuando quieras.

      Eliminar